Acepto cookies de este sitio

Usamos cookies para que nos ayuden a mejorar este sitio web. Para saber más sobre los cookies que usamos, consultar nuestra Política de Cookies. Si usted continúa sin cambiar su configuración de cookies, usted consiente esta utilización pero si así lo desea, usted puede acceder a nuestra Política de Cookies para hallar información sobre como eliminar los cookies cambiando su configuración.

Para jugadores, coaches, oficiales de partidos, dirigentes y uniones

Edición 2014
Usuario no conectado

El scrum

El scrum es un reinicio del juego que se realiza después de una infracción menor como por ejemplo un pase hacia adelante. Es una disputa física por la posesión y por lo tanto, al igual que todo contacto, la seguridad es primordial. Los jugadores, coaches y árbitros en conjunto tienen la responsabilidad de asegurar que el scrum sea limpio, competitivo y seguro. Resulta imperativo que todos los jugadores comprendan las técnicas correctas de su posición y colaboren con sus oponentes para permanecer sobre sus pies.

En el scrum, el equipo no infractor tiene la ventaja de introducir la pelota, generalmente desde el lado izquierdo del scrum. El equipo defensor tiene la oportunidad de recuperar la posesión tratando de hookear la pelota después de la introducción, o empujando al equipo atacante hacia atrás más allá de la pelota.

El scrum sirve para reiniciar el juego y luego le sigue el juego general no bien la pelota emerge del scrum.